Un 10 en polémica para los 110


El pasado 25 de Febrero el  vicepresidente primero de nuestro Gobierno anunciaba la disminución del límite de velocidad en las autovías y autopistas españolas a 110 km/h. Lo anunciaba como una medida transitoria que tenía como razón última el ahorro de combustible. 
El intento por ahorrar combustible es una medida lógica teniendo en cuenta la situación actual en los países árabes. Situación que puede dar lugar a un ascenso incontrolable del precio del petróleo que heriría gravemente a nuestra economía.  Y es que como bien sabéis España a penas produce petróleo, y lo poco que se produce es de baja calidad, así que desde siempre hemos tenido que importar ingentes cantidades. Después de la crisis del petróleo que tuvo lugar en el 73, España y otros muchos países decidieron tener varios proveedores para no depender de un solo país ni de su situación en el aspecto petrolífero, y de esta forma que las consecuencias de una crisis del petróleo no fuesen tan graves.  Sin embargo, a pesar de haber intentado tener varios proveedores, un alto porcentaje del crudo que utilizamos proviene de esta zona en concreto.
Hasta aquí estábamos todos de acuerdo, deberíamos reducir el gasto en petróleo.  La cuestión clave es si la medida que ha propuesto el ejecutivo español es la acertada. Esta polémica aumentó en el momento en el que se demostró que las afirmaciones sobre la cantidad de ahorro  de combustible resultaron ser falsas, la cantidad resultó ser menor.
Siendo sinceros hubo quejas contra esta medida desde un primer momento. Sus detractores creen  que hay otras formas de conseguir ese menor consumo que no implique esa reducción de la velocidad que implica un aumento del tiempo en carretera, lo que seguramente fuese ligado a un aumento del tráfico, etc. Ante estos argumentos Rubalcaba, en nombre del Gobierno,  alegó que tan solo son 10 km/h menos y por lo tanto implicará poco tiempo más, que es una medida que no tiene tanta repercusión y que de hecho está implantada en numerosos países, países que él asegura no cataloga de insensatos.
Sí que es verdad que hay muchos países que tienen  esta velocidad estipulada, pero también hay otros que la tienen más elevada o incluso que no tienen en algunos tramos (como es el caso de las autobahn alemanas) . Pero es que no se trata de catalogar de adecuada la velocidad, ni de sensato o insensato al país que la propone ( o a su Gobierno), se trata de que el supuesto objetivo de la medida no va a verse cumplido, o por lo menos no en la proporción que debiera, y si es eso lo realmente preocupante por qué en lugar de defenderse con comparaciones no buscan otros métodos.  Por qué su cálculo de ahorro fue erróneo. Por qué esos 250.000 euros en pegatinas “110” no están en un proyecto de investigación para desarrollar otras fuentes de energía que sí que podamos producir nosotros mismos.  (en el supuesto de que la medida sea realmente eventual y luego se vuelva a los 120km/h originales, esos 250.000 euros serán irrecuperables, mientras que si estuviesen en dichos proyectos los recuperaríamos con creces).
Como último apunte hay destacar que en un intento por sacar otro (/un) punto positivo a los 110 se recurrió a la afirmación de que con menos velocidad habría menos accidentes. Ni que decir cabe que esa relación directa no puede ser asumida jamás como una verdad irrefutable (sobre las muertes en carretera influyen numerosos factores,  y la velocidad sí es uno de ellos pero la mayor velocidad puede influir tanto negativamente como positivamente – a menos velocidad, menos atención requerida y mayor somnolencia-).

5 comentarios:

Razvan dijo...

El mundo se está yendo al garete... ¿Qué más da 110 que 120 km/h?

Iñigo dijo...

¿y que mas da 100 que 110? ¿y 90 que 100?
Aquí el caso es prohibir y si de paso desviamos la atención de temas muchos mas graves, pues mejor que mejor.

Guiller dijo...

La panda de retrasados que nos bajan la velocidad es para meter mas multas y sangrarnos al maximo y luego con esa pasta decir que han arreglado el pais...

decalafat dijo...

Si tan pequeña es la diferencia, los muertos por accidentes no variarán de forma significativa. Tampoco lo hará el gasto en gasolina, y por el contrario, sí aumentará el tiempo en la carretera (a lo que no le veo el beneficio por ningún sentido). Así que, personalmente creo que esta medida se ha llevado a cabo con el único objetivo de recaudar impuestos... Qué pena.

Anónimo dijo...

for me the more important conclusion is: Por qué esos 250.000 euros en pegatinas “110” no están en un proyecto de investigación para desarrollar otras fuentes de energía que sí que podamos producir nosotros mismos.
good job

Publicar un comentario